Autor del artículo
Daniel Cepeda
Autor y especialista técnico en plataformas móviles.
Artículos escritos
1

Un desarrollador de Pegasus software espía escandaloso despide al director general y a más de 100 desarrolladores

Last Updated on agosto 24, 2022 by Daniel Cepeda

NSO Group, el desarrollador del escandaloso programa espía Pegasus, ha despedido a 100 personas y su director general y cofundador ha dimitido. Parece que se está preparando la venta de la empresa.

Corte del 15%

La empresa israelí NSO Group, desarrolladora del programa espía Pegasus, plagado de escándalos, ha realizado importantes recortes.
El cofundador y director general de la empresa, Shalev Hulio, ha dimitido. Yaron Shohat, director de operaciones, se hará cargo temporalmente.

En total, la plantilla de la empresa se ha reducido en 100 personas, con lo que el número de empleados ha disminuido un 15%.

“Hoy es un día triste para NSO Group”, escribió en LinkedIn el jefe del grupo de planificación y análisis financiero de NSO. – Tras un periodo difícil con muchos obstáculos y desafíos, la empresa ha tenido que desprenderse de más de un centenar de empleados.”

Al parecer, Julio utilizará el tiempo disponible para encontrar compradores para NSO y tratar de presionar para que la empresa sea retirada de la lista negra del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

La lista negra y los escándalos precedentes

En 2021, el Departamento de Comercio de Estados Unidos incluyó a NSO en una lista de entidades y organizaciones que actúan en contra de los intereses de la seguridad nacional y la política exterior del país, lo que supuso automáticamente la prohibición total de que las empresas estadounidenses hicieran negocios con la firma.

El desarrollador de programas espía Pegasus despidió a su personal y al director general

La lista negra fue precedida por una serie de escándalos y demandas.

NSO Group afirma que Pegasus es un programa espía que aprovecha varias vulnerabilidades de iOS y Android.

Sólo se vende a los gobiernos, y sólo con fines antiterroristas.

En 2018, los expertos de la organización canadiense TheCitizensLab estimaron que Pegasus ya se utiliza en 45 países, incluidos aquellos donde los derechos humanos no significan nada. Además, se ha afirmado que el escenario más típico de uso de Pegasus es para la vigilancia de disidentes y no de terroristas, y que NSO está mostrando una excesiva flexibilidad, por no decir indiscriminación, en cuanto a quién vende su producto.

NSO respondió que había “muchas inexactitudes” en la investigación de The Citizens Lab y que la lista de países donde se utiliza Pegasus es incorrecta.

En 2021, la ONG francesa Forbidden Stories y Amnistía Internacional revelaron que Pegasus se utilizaba activamente en muchos países para espiar a periodistas, defensores de los derechos humanos y disidentes, e identificaron a más de 1.000 personas que habían sido víctimas de Pegasus.

screenshot from NSO Group’s Pegasus

Una captura de pantalla del software Pegasus Working Station de NSO Group, que muestra la ubicación de los dispositivos infectados

Entre ellos hay unos 190 periodistas de diversas publicaciones populares. Entre ellos se encuentran empleados de The Associated Press, Reuters, CNN, The Wall Street Journal, Le Monde y The Financial Times.

Además, Pegasus, según Forbidden Stories y Amnistía Internacional, se utilizó para espiar a más de 600 políticos y funcionarios, 65 jefes de diversas empresas y 85 activistas de derechos humanos. Además, varios jefes de Estado estaban incluso en la lista, pero los iniciadores de la investigación no quisieron revelar cuáles.

Los representantes de Amnistía Internacional y Forbidden Stories se negaron categóricamente a revelar quién había dado acceso a la base de datos de Pegasus.

Sólo dijeron que la mayoría de los números encontrados en la base de datos pertenecían a países de Oriente Medio, así como a México.

La lista también incluye a Azerbaiyán, Francia, Hungría, India, Israel, Kazajistán, Pakistán, Emiratos Árabes Unidos, etc.

La ONE negó con vehemencia las acusaciones. Aunque para entonces ya se había demostrado que un antiguo empleado del Grupo NSO había utilizado a Pegasus para espiar a su propia amante; lo pillaron con las manos en la masa.

La reorganización actual, según los responsables de NSO, irá seguida de “una revisión de todos los aspectos del negocio de la empresa y la racionalización de todos los procesos para garantizar que NSO mantenga su estatus como uno de los principales desarrolladores de ciberinteligencia de alta tecnología centrados en la cooperación con los países de la OTAN”.

En otras palabras, la NSO aún espera recuperar la buena voluntad de Europa y Estados Unidos.

Anteriormente
NoticiasLos smartphones de Samsung tendrán un "modo de reparación" que bloquea los datos pero no el dispositivo
Siguiente
NoticiasEl malware ya es capaz de saltarse los mecanismos de seguridad de Android 13
Malas.
0
Bien.
0
Genial.
1
Añade un comentario